Todo nuestro blog

Lo mejor de la gastronomía leonesa está en Casa Mando

Hoy os traemos el último restaurante al que hemos acudido, Casa Mando, en León. Este es el restaurante por el que nos decantamos a nuestro paso por esta ciudad hace un par de semanas, lo cual fue todo un acierto. El restaurante cuenta con un bien merecido Sol Guía Repsol, pues tanto la comida como el servicio fueron exquisitos.


Lo que caracteriza principalmente a este restaurante son sus materias primas, siempre de primerísima calidad. Citando sus propias palabras, sus platos están elaborados con los mejores productos naturales de temporada y de la región: embutidos de León, legumbres de La Bañeza, verduras frescas de la huerta, carnes de animales criados en las montañas, lechazos de la tierra y pescados salvajes de Galicia y Asturias.


Elegimos este restaurante en el último momento y acudimos sin reserva y, aunque el local estaba totalmente lleno, pues acudimos un domingo a la hora de la comida, muy amablemente nos buscaron una mesa lo antes posible e intentaron atendernos con la mayor normalidad. Nos avisaron de que quizá se demorarían más en el servicio, pero no fue así, la atención y los tiempos al servir los platos fueron perfectos.




Para comenzar, nos sirvieron el pan, dos tipos distintos: un par de pedazos de pan tierno de barra y un par de rebanadas de una hogaza cuya consistencia era más densa y el sabor más “artesano". Además, mientras decidíamos qué platos íbamos a pedir a continuación, también nos sirvieron unas aceitunas aliñadas, con su cebolla, aceite y pimentón.



En lo que a entrantes se refiere, pedimos dos, como siempre para compartir. En primer lugar, y tras pedir consejo al mesero, este nos recomendó probar las croquetas. En la ración se incluían seis croquetas caseras, por supuesto, de buen tamaño y de sabor suave y fino al paladar. Estaban servidas con un pequeño acompañamiento, más bien decorativo, de salsa de tomate y pimiento con un ligerísimo toque picante.





El segundo entrante fue el que más nos llamó la atención desde el principio, pues pocos amantes del puerro habrá como nosotros. Se trataba de puerros gratinados, plato compuesto por dos pedazos tersos y blancos de puerro al horno, cubiertos con una fina capa de salsa de tomates casera, una ligera bechamel y queso de León. El plato estaba decorado con unas nueces y un par de hojas de perejil.





Hablando ya de los principales, por un lado, nos decantamos por unas albóndigas de carrillera (elaboradas con producto de León), servidas con un intenso y sabroso fondo. La carne estaba tierna, se deshacía en la boca y se notaba el sabor a producto de calidad. Estas albóndigas venían acompañadas por unas migas de chorizo y orégano, servidas aparte, cuya consistencia era entre húmeda y crujiente y, por supuesto, cuyo sabor predominante era el del pimentón.

"La carne estaba tierna, se deshacía en la boca y se notaba el sabor a producto de calidad."



Por otro lado, pedimos unas lentejas, plato tradicional y casero elaborado con la variedad de lenteja pardina. Este guiso tenía un toque muy especial, pues la elaboración incluía también hongos, frescos de la tierra de León, y foie de pato. La textura era suave y aterciopelada y el caldo era denso, en parte porque pequeños trozos de foie estaban medio derretidos en él, encontrándose la lenteja entera, pero en su punto justo. Además, el sabor del plato era envolvente e intenso porque se mezclaba el caldo con pedazos de foie algo más consistentes y con toques de los distintos hongos que incluía la composición.





Después de estos contundentes platos, obviamente no quedó ni un hueco para postres, por lo que únicamente finalizamos la comida con un café, el cual nos sirvieron con un par de pastas sobre una llamativa fuente.




Cuál fue nuestra sorpresa cuando, antes de irnos, nos obsequiaron con una cajita de lata repleta de distintas legumbres en su interior (garbanzos, lentejas y judías), un detalle inesperado y que nos pareció realmente agradable.

En general, si os gusta la comida casera, tradicional y si le dais importancia a la materia prima de calidad por encima de todo, no podéis dejar de visitar este restaurante si pasáis por León. Casa Mando se trata, en definitiva, de uno de los referentes gastronómicos de la ciudad y de una parada obligatoria de todo amante de la cocina de la tierra leonesa.


¡Os esperamos el próximo domingo con un nuevo bocado!

Abocados - Hecho con amor

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle

© 2023 by The Food Feed. Proudly created with Wix.com