Todo nuestro blog

Viaja a Italia sin salir del centro de Madrid

El Grazie Mille, una auténtico italiano situado en la mismísima calle Mayor de Madrid, a pocos metros de la Puerta del Sol, una parada obligatoria si vienes al centro y te encanta la cocina italiana.


En el número 31 de la calle Mayor, encontramos un pequeño restaurante que, de no fijarse uno bien, pasaría desapercibido entre el resto de locales que ofrecen paella y sangría a los cientos de turistas que visitan el centro de Madrid. No obstante, este restaurante, de ambiente acogedor y con una atención siempre muy amigable, ofrece platos italianos de una gran calidad.



Nosotros asistimos con otros dos comensales y, por ello, tuvimos la oportunidad de degustar varios platos. Para empezar pedimos Parmigiana Di Melanzane, milhojas de berenjenas y queso provolone en salsa de tomate y parmesano gratinado al horno, y Provola al Forno, queso provolone al horno con salsa de tomate y porchetta (cochinillo asado a la barbacoa). Ambos platos, si eres amante del queso y de la salsa de tomate casera italiana, os parecerán una absoluta delicia.


Entrando ya en materia de platos principales, pedimos un total de cuatro, tres platos de pasta y una lasaña. La pasta que Alba prefirió, cuyo nombre parece sacado de un trabalenguas italiano, Mezzelune Ai Porcini in Cremosa Di Parmigiano Allo Zafferano Con Guanciale, Asparagi e Tartufo, consiste en medias lunas de pasta fresca rellenas de boletus en cremosa salsa de queso parmesano al azafrán con toques de guanciale de cerdo, espárragos trigueros y trufas negras, una salsa con un sabor muy intenso y delicioso que combinaba a la perfección con el resto de ingredientes.


La pasta que Juan eligió fue Spaghetti alla Puttanesca Con Tonno Rosso fresco e affumicato del Mediterraneo, una putanesca con el toque vanguardista que aportan unas finas láminas de atún seco, deshidratado y fermentado (Katsuobushi) y que, además, se compone de salsa de tomatitos sicilianos, aceitunas negras gourmet, alcaparras, cebolla morada y atún rojo ahumado y fresco del Mediterráneo, una putanesca con un toque diferente y un sabor intenso.





Nuestros acompañantes degustaron Tagliatelle Rustiche Al Ragout Di Polipo, Rosmarino e Menta, pasta que probamos y que realmente estaba deliciosa, pues el aroma de hierbabuena y romero mezclados con el pulpo crean una espectacular mezcla de sabores. Y, además, una típica Lasagna bolognese según la receta de la nonna, con una salsa de tomate casera inmejorable.


Algo que nos gustaría recalcar es que todas las pastas están elaboradas en el restaurante, son frescas y de una gran calidad, y que todos los productos son 100% de procedencia italiana. De hecho, muchos de esos productos pueden adquirirse en una pequeña tienda ubicada en un rinconcito del restaurante, cosa que se agradece si eres de los que les gusta experimentar elaborando creaciones italianas en casa.

"todas las pastas están elaboradas en el restaurante, son frescas y de una gran calidad, y todos los productos son 100% de procedencia italiana"



Finalmente, degustamos dos postres para compartir porque, la verdad, los platos de pasta son bastante generosos y apenas dejan espacio para el postre. El primero de ellos eran Canoli rellenos de mascarpone y pistacho y, por otro lado, una tarta de queso. En general, los postres están buenos, aunque no se encuentran a la altura del resto de platos, pues la carta dejó el listón demasiado alto. En cuanto al café, siempre importante para Juan en la sobremesa, sí que es muy bueno.


En general, Grazie Mille es un restaurante que nos propone una cocina italiana con buena materia prima y añadiendo un estilo moderno a sus platos, lo que aporta un toque diferente a los del resto de restaurantes italianos de Madrid. Por ello, si vives en Madrid o vienes de visita, te recomendamos pasarte por el Grazie Mille, a pocos pasos de la puerta del Sol, para degustar una excelente comida.



Abocados - Hecho con amor

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle

© 2023 by The Food Feed. Proudly created with Wix.com